miércoles, 14 de enero de 2009

Cuanto antes se quiten la careta mejor


Limpiando Gaza (18)



Vaticano – Cardenal compara a Gazza con un campo de concentració

El cardenal Renato Martino, ex enviado del Vaticano a la ONU, que cumple hoy en día funciones como alto funcionario del Papa en asuntos de paz y justicia, fue citado por los medios de comunicación italianos mencionando que la situación en Gazza "se parece cada vez más a un inmenso campo de concentración".

Y su jefe:
Rabino de Venecia acusa al Papa Benedicto XVI

Más de lo mismo ( y sólo en los últimos tres días):

Suiza – Intento de incendio en un edificio donde viven judíos

Alemania – fue profanado un cementerio cerca de Colonia

Bélgica – Ataque por parte de cientos de musulmanes

Francia – Graffiti antisemita en una mezquita

Francia – graffiti antisemitas fueron rociados sobre los muros de una escuela en St. Charles

USA – Tres sinagogas objeto de vandalismo en Chicago

Francia – Fue arrojada una bomba incendiaria contra una sinagoga

2 comentarios:

Melvin dijo...

Paco, por lo que he leído antes, creo que en Madrid estarás en espíritu como yo (qué pena). Lo importante es que el acto sea cívico y ejemplar.

En cuanto a esta gente, se han delatado a sí mismos: no son propalestinos sino furibundamente antiisraelies y antisemitas. No está mal, hacen bien en reconocer que tienen totalmente interiorizado que los palestinos no son más que la carne de cañón sacrificable tanto en honor de sus delirios judeófobos como en los de sus amigos de Hamás. Organización criminal que, en su nihilismo, expresamente reconoce en su Carta Fundacional que su objetivo no es crear un Estado palestino sino la destrucción de Israel (por lunático que sea creer que lo van a conseguir) como uno de los primeros pasos de la instauración del Califato Global. Unos criminales los miembros de Hamás que, al igual que Hitler pensaba al final de la Segunda Guerra Mundial que Alemania merecía ser destruida al no haber cumplido su misión histórica, en su locura, a buen seguro piensan que la misión histórica de su gente es borrar a los judíos del mapa y que, de no lograrlo, no merecerían ni siquiera su propia existencia.

Andrés dijo...

La comunidad internacional debe obrar como sea necesario para impedir los actos antisemitas en cualquier parte del mundo. Hasta Uruguay, un país relativamente pacífico donde no tiene mucho éxito el racismo y la xenofobia, ha sido objeto de un atentado reciente con una bomba incendiaria, pequeño pero atentado al fin, contra una sede judía (no sionista por cierto, por lo que vemos que la distinción entre judíos sionistas y no sionistas es meramente artificial y una autopropaganda de los judeófobos). Los musulmanes y bolcheviques no tienen ningún derecho de creerse que pueden perpetrar actos antisemitas impunemente porque Israel defienda a sus ciudadanos como corresponde, además de que esos hijos de puta pretenden traer la guerra a Europa y otras partes también. ¿Acaso cada vez que caía un kassam en Sderot había un atentado contra una sede islámica en Londres, Paris o Montevideo?

Pero como dijo Paco, el único punto positivo en todo esto es que los judeófobos, islamonazis, fascio-bolcheviques y toda esa mierda muestran su careta sin hipocresía ni disfraces: su problema es con los judíos. Habrá que combatirlos ahora que se identificó perfectamente al enemigo.

Por otro lado, para que nadie le atribuya a la situación en Gaza todo esta ola de antisemitismo... que la gente no se confunda, los antisemitas que ahora están atacando sedes de comunidades judías alrededor de todo el mundo de la manera más cobarde y criminal, no se volvieron repentinamente antisemitas desde el 27 de diciembre cuando se lanzó la Operación Plomo Fundido, por el contrario, siempre fueron antisemitas y estaban simplemente buscando un pretexto para atacar al pueblo judío donde quiera que esté, lo mismo que en la Segunda Guerra del Líbano. Los antisemitas no "aparecen" porque Israel haga esta o tal cosa... siempre están, solo que aparentemente consideran que este es un buen momento para mostrar su odio abiertamente, teniendo supuestamente legitimidad para hacerlo ante los ojos de la gente... debemos hacerles comprender, por la fuerza y la ley de ser necesario, que se equivocan.

AM ISRAEL JAI