lunes, 19 de enero de 2009

La moda de los manteles terroristas





¿Los venden en Zara o es en oportunidades del Cortinglés? ¿O son los manteros de los discos falsificados los que los venden por las esquinas? En algún sitio los tienen que vender. O quizá los regalan. Hablo de los pañuelos palestinos. De la ridícula moda de ponerse al cuello un pañuelo palestino, para ser más progre y más antisemita que la leche que mamó Yasser Arafat.
En España hay mucha libertad. Por las que hilan. Tú vas por la calle con tu pañuelo palestino, al modo de bufanda del Real Madrid pero sin dimisión de Calderón, y nadie te dice nada. Quedas como lo más progre. Como el plenario del Sindicato de la Ceja. Hay tanta libertad en España y somos todos tan progres, que las ciudades se llenan de gente con el pañuelo palestino, y en Málaga hasta se los ponen en un partido de baloncesto para protestar contra el Maccabi de Tel Aviv, que jugaba contra el Unicaja. Pero si quieren medir la libertad que de verdad hay, salgan a la calle llevando en el cogote el gorrete judío al que me parece que llaman kipá. Si se atreven. O salgan con esa especie de bufanda blanca que se ve en las bodas judías de las películas americanas. ¿Se imaginan la que pueden liarle a usted esos amantes de la libertad (tururú) que pululan por ahí con su cufiya, disfrazados de palestinos? Si le ven con un símbolo judío, de momento le llamarán asesino, después genocida y al final, ya veremos. ¿Pero no quedamos en que el genocidio era el que había perpetrado Hitler contra el pueblo judío? No, eso era antes, usted ve poco el telediario de La 1. Ahora no hay más genocidio oficial que el de la franja de Gaza.
¿Qué pensaríamos si la gente, para dárselas de progre, saliera a la calle luciendo una chapela sobre el pasamontañas de los terroristas encapuchados de la ETA? Esto de los pañuelitos dichosos es aproximadamente así. Los chavales llevan la misma prenda del uniforme oficial de los terroristas islamistas de Hamas, como solidarizándose con ellos frente a los judíos. Si les valiera, volvían a expulsar a los judíos de España. Sin caer en la cuenta de su enorme contradicción: piden lo mismo que los Reyes Católicos, pero desde su empacho de progresía. Como no pueden expulsar a todos los judíos, se conforman con pedir que echen al embajador de Israel. Se las dan de progres, pero caen en la tradición más rancia. Mucho pañuelo absurdo palestino y mucha gaita, pero vuelven a despertar el viejo antijudaísmo de la Inquisición española. Para éstos los judíos son los que entonces mataron al Señor y ahora bombardean Gaza. Si por ellos fuera, en los pasos de Semana Santa pondrían a los judíos con mayor cara de mala leche todavía que la que lucen desde tiempo inmemorial.
Y más contradicciones. Mucho pañuelito palestino, pero estos progres de mierda me recuerdan muchísimo a Franco, que le echaba la culpa de todo a la conspiración del judaísmo internacional. Paradójicamente, satanizan al sionismo justo desde el mismo bando que Franco: desde «nuestra tradicional amistad con los países árabes».
De hoz y coz, ZP ha colocado oficialmente a España frente a Israel y al lado de los terroristas palestinos. Olvidando que unos como éstos fueron los del 11-M. Para mí que la causa es que ZP, de niño, se hartó de ver judíos en los pasos de Semana Santa de su León natal. Y allí, como en Zamora o en Sevilla, los judíos de los pasos son los que tienen la cara de más mala leche del mundo. Ahora, que si en vez de judíos fueran palestinos, prontito iban a consentir que siguieran con esos caretos en los pasos.
Entre una democracia como el Estado Israel y unos terroristas zarrapastrosos, aquí nos ponemos del lado de los terroristas y además adoptamos su pañuelo como uniforme oficial del Gremio de la Progresía. No importa que ese pañuelo sea el símbolo del fundamentalismo islamista que se pasa los derechos humanos por el forro de la chilaba. Los progres lo pasean como si fuera un pañuelo de Hermés, como la última moda. Hasta los telediarios de la TV pública española están hechos con pañuelito palestino. Presentar a los terroristas como unos héroes es llevar el pañuelo dentro de las armas de destrucción masiva de la verdad, en la manipulación contra el democrático Estado de Israel.

5 comentarios:

Morgana LeFay dijo...

PUAFFFF te aseguro que en la Universidad de Barcelona proliferan como setas.
Saludos : )

Melvin dijo...

¿Qué decir ya casi hasta de los colegios?

Yo que vivo en Sevilla, es verdad y es curioso lo que dice Antonio Burgos de los pasos de Semana Santa, los personajes judíos aparecen con unas caras de mala leche increibles. También es verdad que son tallas realizadas en el siglo XVII la mayoría, una época en la que tanto en la Iglesia como en la sociedad aún se respiraba un profundo antisemitismo, pese a la expulsión de los sefarditas (a quienes representa y hace alusión Javier Valenzuela para atacar a Israel y llamarnos racistas) en 1.492.

dandoelcante dijo...

La dictadura de la estética, que hace más buenos a los portadores de la kefiya. Ni pensar quiero lo que dirían de alguien ataviado con la kepá (saldrán con la conspiración judeomasónica, y le tildarán de matar niños cristianos…). En fin, nosotros a lo nuestro, que los valores se defienden, no se visten.

En cualquier caso, os comento un reportaje que no hace mucho tiempo emitieron en La Sexta (creo), en el que al parecer, la globalización de los mercados textiles, ha alcanzado de pleno la rentabilidad económica en el mercado palestino de kefiyas. Antes, su elaboración era netamente tradicional, financiando con estos ingresos los intereses de la OLP. Ahora, al fabricar los pañuelos de marras los chinos, taiwanesas, etc…, ni un duro de esos márgenes va a parar a Gaza o Cisjordania. Y ahí tienes a los progres o modernos (porque muchos llevan el pañuelo sin saber lo que implica, sólo porque es fashion), dándole el dinero a los mercados emergentes y no a la mukata…Curioso.

pacobetis dijo...

pues es una buena noticia que no les llegue ni un duro a los palestinos.
en cuanto a vestir, yo no llevo kipá pero sí una gorra de Tzahal (o un gorro de lana ahora que hace frío) y camisetas y sudaderas. más que nada por ver la cara de algunos je je je

Andrés dijo...

La keffiah es tradicional en el mundo árabe (la roja con manchas negras es tradicional en Jordania, la blanca en Arabia Saudí, etc). Pero el pañuelo palestino en particular no es utilizado por la sociedad palestina en general, basta que veamos imágenes de la gente de Ramallah, Gaza o Hebrón para darnos cuenta que muy pocos civiles palestinos llevan un pañuelo en el cuello. Eso es un símbolo netamente terrorista, utilizado por la OLP originalmente, nada que ver con el común de la sociedad palestina.