miércoles, 18 de febrero de 2009

El Doctor Muerte



El alemán atlético y de una estatura imponente que los habitantes de El Cairo conocían como Tarek Hussein Farid mantuvo hasta en la vejez la disciplina de caminar unos quince minutos diarios por las bulliciosas calles de la capital egipcia. Caminaba hasta la famosa mezquita Al Azhar, donde se había convertido al Islam, y hasta el Café J. Groppi, en el centro, donde encargaba tortas de chocolate para sus amigos y compraba bombones para los hijos de éstos, que lo llamaba tío Tarek.

Amigos y conocidos de Egipto también lo recuerdan como un ávido fotógrafo aficionado que casi siempre llevaba una cámara colgada del cuello, pero nunca permitía que lo fotografiaran. Tenía buenos motivos para ello: el tío Tarek se llamaba Aribert Ferdinand Heim; miembro de las Waffen-SS de Hitler y médico de los campos de concentración de Buchenwald, Sachsenhausen y Mauthausen. El tío Tarek era el Doctor Muerte.....

Leer el artículo completo

Por desgracia, como tantos otros, murió en la cama. Y como tantos otros continuó su odio hacia los judíos. Y como tantos otros estuvo ligado al islam y al mundo árabe. Nada nuevo.

2 comentarios:

jale dijo...

impresionante...

estas historias siempre dane scalofríos..

noralicia dijo...

y pensar que se lo busco por todos lados y el tipò estaba en Egipto donde era un buen vecino y algunos lo llamaban el tio....y se habia convertido al ISLAM...y escribia sobre el antisemitismo y el sionismo y era un erudito en el CORAM en la ley musulmana.aggggggggggggghhhhhh.