lunes, 3 de noviembre de 2008

Lo mismo da que da lo mismo

Las elecciones en EE.UU. y la visión judía
La mayoría de los israelíes votaría por McCain, mientras que la mayoría de los judíos estadounidenses - incluídos sus líderes - apoyan a Obama. Por su parte, McCain acusó al diario estadounidense ‘Los Angeles Times’ de tapar vínculos de Obama con un líder palestino.

Las últimas encuestas vaticinan que McCain sufrirá un batacazo electoral el próximo 4 de noviembre, lo que amenazaría, según un sondeo del que da cuenta el diario Yediot Aharonot, las aspiraciones de la mayoría de los israelíes. Al parecer, el 46 por ciento prefiere al republicano, quien, dicen, “respaldaría mejor a Israel”. El 46 por ciento de los israelíes votaría por el candidato republicano a la Casa Blanca, John McCain, mientras que el aspirante demócrata, Barack Obama, obtendría el 34 por ciento de los sufragios, según una encuesta dada a conocer este lunes. En cambio, según una encuesta, en EE.UU. la mayoría de los judíos se inclina por Obama.

Cerca de la mitad de los entrevistados cree que de resultar electo McCain, tendría un impacto más favorable para Israel, según se desprende de los datos del sondeo, elaborado por la agencia demográfica TNS Teleseker, y del que da cuenta la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

La encuesta, hecha a petición del Centro Rabin para Estudios de Israel, y para la que fueron entrevistados 500 israelíes entre 18 y 65 años, también arroja que el 18,6 por ciento de los encuestados aún permanece indeciso.

Cerca de la mitad cree que McCain tendría una mejor influencia en Israel, mientras que el 31,5 por ciento opina que el liderazgo de Obama beneficiaría en mayor medida al país. Apenas el 5 por ciento considera que ambos aspirantes a la presidencia estadounidense podrían tener el mismo efecto sobre Israel, mientras que el 14,2 por ciento se declaró indeciso.

Sobre asuntos que atañen directamente a la política israelí, como que Irán adquiera la capacidad nuclear, el 52,5 por ciento prefiere a McCain a la hora de decidir quién respaldará mejor a Israel, frente al 27,6 por ciento que favoreció a Obama. Sin embargo, el candidato demócrata salió mejor parado en cuanto a la cuestión financiera: El 40,9 por ciento de los israelíes cree que está mejor capacitado para lidiar con la actual crisis económica global, frente al 34,2 por ciento que apoyó al republicano.

Ambos aspirantes a la Casa Blanca obtuvieron el mismo porcentaje de apoyos en cuanto al conflicto entre israelíes y palestinos, en torno al 37 por ciento; mientras que el 15 por ciento se mostró indeciso y el 10,5 por ciento dijo que los dos estaban igualmente capacitados.

En Estados Unidos

En cambio, tal como publicamos la semana pasada, según una encuesta, dos tercios de los judíos estadounidenses apoyan a Obama.

El filántropo canadiense y ex presidente del Congreso Judío Mundial (WJC según sus siglas en inglés), Edgar M. Bronfman, expresó públicamente su apoyo hacia el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama. En una columna publicada en el diario Huffingtonpost, Bronfman afirmó que Obama es el candidato que actuará en beneficio de Israel. Acerca del candidato presidencial republicano, John McCain, el filántropo señaló: “Como judío estadounidense que ama Israel, no puedo apoyar a John McCain”, según citó el diario Haaretz.

Bronfman escribió en el artículo que es necesario contar con un intermediario “honesto” para poder lograr que israelíes y palestinos acuerden una solución de dos estados para dos pueblos para el conflicto de Medio Oriente. El filántropo judío agregó que el senador del Estado de Illinois sería el adecuado para cumplir ese rol, dado que es “un tenaz idealista que tiene el coraje para imaginar un Estados Unidos que pueda inspirar esperanza, y no temor, en Medio Oriente y en todo el mundo”.
Por otra parte, Bronfman criticó duramente al actual presidente estadounidense, George W. Bush, por las políticas adoptadas en la región.

El ex presidente del WJC opinó que las políticas de Bush no hicieron más que aumentar las amenazas de los enemigos de Israel, y señaló que McCain, en caso de ser electo, seguiría ese mismo camino. “Bajo la gestión de Bush, las conversaciones con los iraníes se iniciaron recién en mayo de 2007 y no fueron bien llevadas”, señaló.
Bronfman, de 79 años, es conocido en el mundo financiero por haber sido el dueño de la empresa Seagram’s Whiskey durante varios años.

Por su parte, consultada por la Agencia Judía de Noticias (AJN) acerca de las elecciones, la directora del Instituto de Asuntos Latinos y Latinoamericanos del Comité Judío Americano (AJC según sus siglas en inglés), DINA Siegel Vann, expresó que “cualquiera sea el próximo presidente (de Estados Unidos), expresará su amistad y apoyo al Estado Judío como socio estratégico”.

McCain acusa a ‘Los Angeles Times’ de tapar vínculos de Obama con un líder palestino

Los candidatos a la presidencia estadounidense por el Partido Republicano, McCain y Palin, acusaron esta semana al periódico Los Angeles Times de tratar de favorecer a Barack Obama, porque se negó a difundir una cinta grabada en 2003 en la que el senador demócrata da un discurso en una fiesta en honor al intelectual palestino Rashid Jalidi, del que los republicanos dicen que fue portavoz de la OLP en los años ochenta, aunque el sujeto lo niega.
“Entre otras muchas cosas, se describió a Israel como un Estado terrorista”, dijo el miércoles Palin en Ohio. “Lo que no sabemos es cómo reaccionó Obama a estas acusaciones”. El mismo día, McCain reveló que en la misma comida se encontraba el “ex” terrorista Bill Ayers, al que ha tratado de relacionar con el demócrata.

El diario obtuvo la cinta en primavera y publicó un extenso reportaje sobre la relación del senador con los líderes árabes que residen en Chicago. En él, el periodista Peter Wallsten escribe que en el acto se acusó a Israel de practicar el apartheid, pero que el candidato demócrata “pidió en sus comentarios un entendimiento común” entre judíos y palestinos. La fuente que entregó la grabación al rotativo lo hizo con la condición de anonimato y de que no se difundiera su contenido.
Estas explicaciones no han contentado a McCain ni a Palin, que han convertido el asunto en un tema central de esta semana. El miércoles, en una entrevista radiofónica, McCain ironizó sobre el asunto, diciendo que “si hubiera una cinta de John McCain vestido de neonazi, el tratamiento de la información sería ligeramente diferente”. Los Angeles Times ha pedido el voto para Obama.
O mucho me equivoco o dará igual para Israel quien gane las elecciones USA. Se aproximan tiempos de repliegue en la política exterior americana. Tiempos de lamerse las heridas económicas, tiempos de dar marcha atrás en esa pantomima llamada "guerra contra el terror" que nunca ha llegado a inquietar al "terror" por falta de decisión y contundencia, tiempos de "dar media vuelta y seguir avanzando". Así que Israel debe olvidarse de pamplinas y actuar como mejor le venga para su prosperidad y su supervivencia. Como siempre debió haber hecho.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

exacto ! repliegue Usa , cobardia europea ...Israel no debe tener confianza con nadie !
saludos shalom
dolores

Andrés dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Paco. Ahora que ya se sabe el resultado de las elecciones, vale la pena aclarar que la administración Bush, pese a todos sus errores y desaciertos (ciertamente el señor George W no es santo de mi devoción), logró un éxito rotundo en la lucha contra el terrorismo que difícilmente pueda ser negado: desde septiembre del 2001 hasta ahora, se han producido cientos y cientos de atentados islamistas (con docenas de miles de muertos) en Madrid, Londres, Bali, Pakistán, Afganistán, Irak, por supuesto Tel Aviv, Yemen, Arabia Saudí, Egipto y muchos otros sitios más alrededor del mundo... pero ni uno solo se ha perpetrado en suelo estadounidense, ni uno solo desde las Torres Gemelas (siete años). Supongo que eso significa algo, ¿no?

Con respecto a Israel, pues vuelvo a decirte que estoy completamente de acuerdo contigo. Sin duda Bush, luego de Truman, fue el presidente norteamericano que más apoyó a Israel (aclarando: hasta donde le convenía), pero el Estado judío nunca debió ni debe ni deberá confiarle su seguridad a nadie más que a él mismo. Como tu dijiste, Israel debe actuar como más lo crea conveniente para su propia supervivencia, seguridad, prosperidad e intereses. La gran pregunta es si las desiciones que tome el futuro gobierno israelí serán para beneficio del pueblo de Israel (como siempre se ha hecho hasta los últimos años) o intervendrán los mezquinos intereses de políticos corruptos y oportunistas.

Personalmente no me sumo al aluvión de esperanza barata y optimismo que rodea el triunfo de Obama en todos los rincones del mundo (tampoco soy pesimista de entrada). Por las dudas, no quiero llevarme una frustración. Veremos qué pasa y cómo actúa...

Un cordial saludo

pacobetis dijo...

esperemos que obama de verdad sea capaz de cambiar la inercia política mundial.
y los dos coincidimos con dolores: Israel solo debe depender de sí mismo
un abrazo a los dos