martes, 25 de noviembre de 2008

Rompiendo mitos

Gracias a Andrés podemos leer el siguiente artículo del ex-jefe de Estado mayor de Tzahal, el General Moshé Yaalón, donde expone sus interesantes puntos de vista sobre el conflicto palestino-israelí:

http://www.infolive.tv/es/infolive.tv-32914-israelnews-ex-jefe-de-tzahal-el-proceso-de-paz-tal-como-esta-planteado-va-camin


Tal como dijo el señor Yaalón, es importante concientizar sobre la falsedad de los dos principales mitos acerca del conflicto en cuestión.

El primer gran mito es el que afirma que el conflicto entre palestinos e israelíes es el principal y más importante del Medio Oriente, que todos los problemas de la región se deben al mismo y que, por lo tanto, su solución traerá inevitablemente el fin de todo el resto de los problemas de la conflictiva zona (a saber algunos, el terrorismo islámico global, las aspiraciones genocidas y fundamentalistas del peligroso régimen iraní, la guerra en Irak, la presencia de Al-Qaeda en Pakistán, el enorme tráfico de drogas en Afganistán, la pobreza en Egipto, la presencia de Hezbollah en el Líbano, la falta de libertad en Arabia Saudí, el genocidio en Sudán, etc, etc, etc). Este mito ya demostró ser un absurdo (de hecho, en tanto pérdidas humanas-económicas, el conflicto entre árabes e israelíes durante tantos años es el que menor número de muertos provocó en todo el Oriente Próximo).

El segundo gran mito es el que dice que la causa principal del conflicto entre palestinos e israelíes es en la llamada "ocupación". Para empezar, como bien dice el Sr. Yadlin, hay que aclarar que las organizaciones terroristas utilizan el térimino "ocupación" como un eufemismo para referirse al Estado de Israel. En otras palabras, basta con recordar que la causa principal del nacimiento del conflicto (que apareció mucho antes de la supuesta "ocupación" de 1967) y su prolongación hasta la actualidad se debe a una simple y pura razón: el rechazo árabe a reconocer la existencia de un Estado judío soberano, libre e independiente en el Medio Oriente que prospere y viva, en paz y seguridad. Independientemente de las diferencias entre Hamás y la Autoridad Palestina, Siria y Arabia Saudí, Hezbollah o Siniora, Abbas o Mashal, todos ellos hasta hoy se niegan a reconocer ese básico derecho. Y el terrorismo palestino también fue practicado antes de que existiera "ocupación" alguna del '67, aquí hay una lista sobre algunos de los ataques terroristas que sufrió el joven Estado previo a la Guerra de los Seis Días.

Desde 1993 se viene cometiendo el mismo error con diferentes matices. Es un error de concepto y de falta de comprensión. Israel se retiró de demasiados territorios en Judea y Samaria para dárselos a la Autoridad Palestina que a la larga solo terminaron sirviendo como bastiones terroristas desde donde lanzar ataques mortales contra Israel (recordar la Operación Escudo Defensivo del 2002 donde los soldados israelíes tuvieron que entrar a Jenin a desmantelar la mega estructura terrorista que el criminal de guerra Arafat había construido con dinero y armas de la comunidad internacional). Eso nos costó una Intifada que causó la muerte de 1500 israelíes.
La retirada del sur del Líbano solo sirvió para que Hezbollah tuviera una base territorial desde la que rearmarse, construir su Estado militarizado y atacar desde allí todo el norte de Israel. Eso nos costó una guerra.
Israel liberó miles de presos palestinos que al poco tiempo de ser liberados asesinaron más civiles israelíes. Eso costó, según Almagor, alrededor de 167 israelíes muertos y muchos más heridos.
Israel se retiró de la Franja de Gaza en el 2005, al precio de expulsar a punta de pistola a los pocos miles de judíos que vivían en el territorio y solo sirvió para que el Hamás creara su propio mini-Estado fundamentalista islamista-iraní desde donde amenazar el sur de Israel. Las consecuencias las vemos hasta hoy con los Qassam, el sufrimiento de Sderot, Ashkelon y los kibutzim de la zona y un Hamás atrincherado en su infraestructura terrorista impunemente. Y encima les damos alimento, medicinas, electricidad, gasolina y combustible gratis...

No aprenden más, no aprenden más. 60 años buscando la paz han sido más que suficientes creo yo. 15 años de entreguismo, concesiones, perdones y apaciguamiento ha traído guerra (solo que unilateral), muerte y destrucción para Israel. Y seguimos pensando en cómo hacer la paz, en cómo darle mejores concesiones al vecino palestino, en cómo entregar más tierras, en cómo enfocar el tema... tierras por guerra, concesiones por misiles, dinero sin recibir siquiera reconocimiento, entregas por estupidez, ellos nos engañan y nosotros les pedimos paz. ¿Hasta cuándo? DESPIERTEN!

"Todo esto no significa que algún tipo de acuerdo no sea posible, sólo un acuerdo voluntario es imposible. Mientras exista una mínima esperanza de que puedan expulsarnos, no negociarán esas esperanzas, ni por dulces palabras ni por apetitosos bocados, porque ellos no son bandidos sino una nación, quizá debilitada pero aún viviente. Un pueblo efectúa tales enormes concesiones sólo cuando ya no tiene esperanzas. Sólo cuando no se percibe ni una sola hendidura en la muralla de hierro, sólo entonces los grupos extremos pierden su poder, y el liderazgo pasa a los grupos moderados. Sólo entonces estos grupos moderados se acercarán a nosotros proponiendo concesiones mutuas. Y sólo entonces los moderados sugerirán propuestas para comprometerse en cuestiones prácticas como ser; garantías para el desplazamiento de la población árabe, o igualdad de derechos cívicos nacionales.
Soy optimista y confió de que en ese entonces habremos de darles suficientes garantías para tranquilizarlos y para que ambos pueblos puedan puedan vivir en pacifica y buena vecindad. Pero el único camino para llegar a ese acuerdo es la muralla de hierro, es decir, la existencia en Eretz Israel de un gobierno judío que no sea influido por algún tipo de presión árabe, es decir, un gobierno que combatirá a los árabes. En otras palabras, para nosotros la única senda que conduce hacia un acuerdo en el futuro es el rechazo absoluto de cualquier intento de un acuerdo en el presente." (Zeev Vladimir Jabotinsky, visionario del Estado hebreo)

Nunca es tarde para enmendar un error. Aún estamos a tiempo. La esperanza es lo último que se pierde.

2 comentarios:

Andrés dijo...

Siento informar que cometí un error al confundir el nombre del general que habló en el video con el nombre de otro militar israelí. Si pudieras corregir el error, Paco, estaría muy agradecido. El nombre del general que habla en el video es Moshé Yaalón.

Muchas gracias y un saludo

pacobetis dijo...

ya lo he cambiado
saludos