miércoles, 26 de noviembre de 2008

Nueva conferencia antisemita

Durban II o la conferencia del racismo en Ginebra en 2009
Por Guillaume Borrione para Guysen International News

La cuarta sesión de las “Conferencias mundiales contra el racismo” organizada por la UNESCO debe tener lugar en abril de 2009 en Ginebra, Suiza. Se espera que numerosos paises participen. Sin embargo esta cumbre se anuncia como una “nueva versión” de la Conferencia de 2001 que tuvo lugar en Durban en Sudáfrica. Israel, a través de su Ministra de Asuntos Exteriores, Tzipi Livni, anunció que no participará.

“Esta Conferencia no tiene nada que ver con la lucha contra el racismo. Respecto a esta situación, he decidido que Israel no participará en Durban II”, declaró Tzipi Livni ante los dirigentes de las comunidades judías norteamericanas en una conferencia en Jerusalén este miércoles 19 de noviembre.

Livni ya había anunciado el pasado mes de febrero que Israel boicotearía la cumbre. El ministerio de Asuntos Exteriores y los otros Gobiernos occidentales le habían sugerido que sería imposible impedir que la Conferencia se transforme en un “festival de ataques antiisraelíes”.

“Los documentos preparados para la Conferencia indican claramente el cariz que toman las cosas. Se tratará de nuevo de un tribunal antiisraelí, discriminando al Estado de Israel”, añadió.

Tuvieron lugar debates previos a la Conferencia de Ginebra entre representantes de 21 países africanos. Estos últimos adoptaron un texto que recomienda abordar en abril próximo “la situación crítica de los Palestinos bajo la ocupación extranjera”. A su modo de ver sólo se trataría de un tema de debate entre muchos otros.

Tzipi Livni pidió este miércoles 19 de noviembre a la comunidad internacional que no participe en una conferencia que “pretende legitimar el odio y el extremismo bajo la bandera del combate contra el racismo”.

Gran Bretaña, los Países Bajos y Francia han advertido a las Naciones Unidas ya que la Conferencia se celebra bajo sus auspicios. No participarán en esta cumbre si el conflicto israelopalestino eclipsa todo el resto. Canadá anunció que no participará en este simposio, indicando que el encuentro promovería aún más el racismo en lugar de combatirlo.

Estados Unidos, que ya había tomado sus distancias en 2001, aún no ha decidido. Su participación en “Durban II” sigue siendo muy dudosa, sobre todo teniendo en cuenta que protestaron contra esta Conferencia con motivo de un voto en la Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado año.

En septiembre de 2008, Navi Pillay, el Comisario responsable de los Derechos humanos de la ONU, presionó a todos los países que amenazaban con boicotear la Conferencia de Ginebra para que reconsideraran su decisión. Los organizadores de esta reunión “contra el racismo” no realizaron por el momento ningún comentario en público.

Sin embargo una cosa es segura, Israel ha aprendido la lección de Durban I. El Estado judío no otorgará de nuevo el palo para que le peguen. Hay que recordar que la “Conferencia contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y la Intolerancia” del verano 2001 en Durban en Sudáfrica había culminado con una propuesta de Resolución, que nunca tuvo éxito, condenando “la alianza impia entre el racismo sudafricano y el sionismo”.

El “trato de los Palestinos por parte de Israel” había ocupado casi todos los debates. Eso no había gustado a Israel y su aliado americano que en primer lugar había disminuido su representación en la Conferencia para abandonarla finalmente. La Conferencia también había proporcionado un marco para un convenio global de la ONG que se había transformado en plataforma contra Israel.

Ignorar todos los demás conflictos en el mundo para concentrarse solamente sobre Israel era sospechoso, pero el paralelismo entre sionismo, racismo y apartheid era francamente insultante. Así pues, es para evitar encontrarse de nuevo en el banco de los acusados que el Estado hebreo decidió no formar parte en lo que corre el riesgo de volver a convertirse en un “Nuremberg al revés”.

Hace bien Israel en no acudir a esa pantomima. Será insultado por ello pero también lo sería si participara en la misma, así que ¿para qué?
Por otro lado ¿acaso no hay racismo en Sudán, Arabia Saudí, ....?

3 comentarios:

Melvin dijo...

Desde luego que para ver el espectáculo lamentable de una serie de estados con regímenes sátrapas increpándote y pretendiendo darte lecciones, mientras ellos mismos tapan sus propias vergüenzas, lo mejor que se puede hacer es no acudir.

Morgana LeFay dijo...

qué vergüenza..

Anónimo dijo...

un amigo mio,judio, estuvo invitado a participar al encuentro de durban :
el y otros companeros vivieron horas muy duras, durissimas...
una vez es suficiente...con los fachistas no se puede discutir ..
saludos.
dolores