viernes, 28 de noviembre de 2008

Cuanto más se tarde en reaccionar, más inocentes morirán




El terrorismo golpea en India

Reporte: Cinco rehenes muertos en la Casa Jabad en Bombay

Reporte: Habría 3 israelíes entre los 125 muertos en los atentados en la India

Cinco rehenes muertos en el interior del centro de rezo judío en Bombay

Atentados en BombayDe nuevo, la escalada

Poco se puede decir que ya no sepamos todos sobre lo ocurrido en India. El ataque masivo organizado, la busqueda de turistas para ejecutarlos, el asesinato de judíos, la sombra de un país musulmán (Pakistán en este caso) respaldando la matanza, ... todo ello aliñado con la presencia en el lugar de políticos y empresarios españoles que hacen de improvisados reporteros. Pero ¿nuevo? nada de nada. Que se lo pregunten a los 12319 asesinados en nombre de Alá el Misericordioso desde el 11-S:


Thousands of Deadly Islamic Terror Attacks Since 9/11

Aquí en Eurabia todo el mundo se horroriza ante lo sucedido. Algunos incluso reconocen que estamos en una guerra, otros se niegan a ello y buscan eufemismos para definir la situación. El caso es perder el tiempo y no hacer nada. Sobre todo guardarse muy bien de identificar al culpable. No vaya a ser que nos llamen racistas. Que si terrorismo internacional, que si oscuros intereses, que si violentos fanáticos, .... todo vale siempre y cuando nos permita no actuar y perdernos en palabrería vacía.

Estamos en guerra y la estamos perdiendo. Y la terminaremos perdiendo sin ninguna duda. ¿Alguien se imagina que durante la II Guerra Mundial los Aliados hubieran gastado energías y recursos en proteger a la población alemana? ¿que se hubieran permitido abrir sedes del partido nazi en Londres, Moscú o Nueva York, y además hacer proselitismo de su ideología? ¿que desde la retaguardia el pueblo inglés, ruso o americano hubiera criticado a sus ejércitos por matar enemigos? .... todo eso y mucho más sucede hoy día en la guerra contra el islamismo.

Ellos tienen un objetivo claro: extender el islam, a sangre y fuego, a todo el mundo. Hasta el último rincón y hasta el último individuo. Y matar al que se le oponga, o simplemente intente mantenerse al margen. Odian a los cruzados, más aún a los judíos, más aún a los hindúes y otros politeístas, más aún a los ateos como yo.

¿Nosotros? nosotros tenemos como objetivo la paz mundial, el to er mundo eh güeno, la alianza de civilizaciones, el respeto máximo a cualquier tipo de ideología que pretenda destruir nuestro modo de vida. Amamos a todos, cuanto más cabrones sean más los amamos. Nos odiamos a nosotros mismos. Hemos renunciado, no ya a atacar, sino incluso a defendernos.

¿Pesimista? no. Estoy seguro que antes o después todo cambiará. Eurabia reaccionará y tomará la iniciativa. A cada acción islámica le seguirá una reacción contundente e, incluso, desproporcionada (que nadie olvide que aquí hemos montado dos guerras mundiales que costarón millones de muertos). La historia tiene facilidad para pasar de un extremo al otro y los que hoy defienden la multiculturalidad pacifista, mañana pueden estar aclamando la limpieza étnica.

La duda está en ver cuantas matanzas hacen falta para que decidamos acabar con el problema. Cuanto más tardemos, cuantas más barbaridades sucedan, más sufrimiento tendremos que soportar, más inocentes morirán, .... y mayor será la reacción.

3 comentarios:

Morgana LeFay dijo...

Cuanta razón tienes....Saludos

noralicia dijo...

es una tragedia espantosa el niño MOSHE cumplia dos años el mismo dia del atentado donde estos dementes le quitaron la vida a sus padres

que dificil sera para el crecer sin anidar rencor

que d's se apiade de las almas y sea vengada su muerte!
Z'L

Andrés dijo...

Toda la razón para ti, Paco. Cuanto más tardemos, peor será, más se fortalecerá el enemigo totalitario, más habremos de sufrir... espero que, como tu dices, llegue el día del cambio, donde el fuego se responda con fuego, el hierro se responda con hierro, el cerebro con cerebro y la lengua con la lengua... en otras palabras, espero poder ver algún día aquel milagroso día en que Occidente se defienda a Occidente.

Un saludo