miércoles, 14 de mayo de 2008

Un Sionista en la Ciudad del Betis


Prometí que contaría el porqué y el como de mi escapadita a la Ciudad del Betis para ver el Derby y voy a cumplirlo.

Para empezar os diré que nunca había visto un Betis-Sevilla en el estadio. La dificultad para conseguir entradas, el precio de las mismas, los posibles follones, .... y este año no tenía la más mínima intención de hacerlo.

Pero el viernes a eso de las dos de la tarde me llevé un sorpresón tremendo. Estaba en la biblioteca del cole con un grupo de alumnos de otra clase y llegarón dos de las mías (tenían inglés en ese momento) y me dijeron "Paco, sube cuando termines que hay un problema".

Cuando entré en la clase me encontré con una fiesta montada, la mesa llena de botellas de cava (con y sin alcohol), los niños revolucionados y la mayoría de sus madres (y algunos padres) allí. Me quedé de piedra.

Llevó seis años con ellos y en un par de meses darán el "salto" al instituto, así que no es raro que me hicieran algún regalito al acabar el curso, pero no tan pronto. Y mucho menos un regalo de la categoría material y, sobre todo, emocional como el que me encontré.

Me hicieron abrir cajas y sobres con pistas hasta ir encontrando el lote completo mientras se reían de mi cara de asombro y buscaban alguna lagrimita escapada, aunque uno es un viejo rockero de lágrima dura.

Resumiendo, el regalo consistía en dos entradas de las mejores localidades para el derby, una suite en el hotel Al-Andalus, una camiseta del Betis con mi nombre y firmada por los jugadores, 160€ para que los "quemara" en el fin de semana, una botella de cava reserva de marca puntera, una cajita de bombones y .... un bote de nata (para uso obvio).

No hace falta decir que he disfrutado como un niño chico dándole un uso inmejorable al regalo. Han sido dos días de ensueño acompañado de mi sirenita (también la metieron en el "ajo"). Mi Betis perdió pero .... es que los milagros no existen. Y ese es otro tema. Pero el estar allí viviendo el Derby con los míos y sufriendo, el disfrutar de la ciudad de Sevilla, paseando, tapeteando, pateándonos la noche, sacándole todo el partido del mundo a una suite estupenda, ....
Realmente me conocen bien, muy bien. Soy incapaz de valorar regalos como una placa, un reloj caro, una pluma de oro, ... pero este detallazo que han tenido no lo podré olvidar jamás. Como dice una persona que quiero muchísimo, es de las cosas que les contaré a mis nietos. No han habido lágrimas, bueno casi, pero me han conmovido hasta la médula.
¡Gracias a todos los que lo han hecho posible!

7 comentarios:

dolores dijo...

un sionista en la ciudad del betis: me gusta el titulo de la pelicula...

...bonita y emotiva historia...

shalom !

Andres dijo...

Te felicito Paco. Veo que la pasaste estupendo. Creo que te merecias ese descanso con creces.

Te mando un fuerte abrazo

pacobetis dijo...

me lo pasé genial, pero lo mejor de todo fue el detallazo que tuvieron mis alumnos y sus mamis ALUCINANTE no lo olvidaré nunca

Gli amici di Georges (Brassens) dijo...

Felicidades, Pacobetis, por tener alumnos como los que tienen. O mejor, debería felicitarles a ellos por tener un profesor al cual apetece molestarse en hacer un regalo tan currado. Seguramente son unos privilegiados por tenerte a tí de profe!
Por cierto ¿Qué asignatura impartes?
Pilar
PD: No hablaré de fútbol, primero, porque no me gusta, segundo, porque no entiendo una porra del tema, y tercero, porque te va a costar hablar de fútbol con algún catalán esta temporada... ja ja ja

pacobetis dijo...

mi relación con ellos es muy buena, los cogí con seis años y los suelto ahora a punto de cumplir doce, así que imagínate, le acabas cogiendo cariño. además siempre los he tratado muy de tú a tú, dándoles libertad y acostumbrándolos a ser críticos y tener ideas propias. soy de los que "lavan los trapos sucios" dentro de la clase y en el momento.
en cuanto a la asignatura les doy las tres básicas (lengua, mates y conocimiento del medio)y algo de biblioteca y ordenadores

pacobetis dijo...

y de fútbol los béticos tampoco podemos hablar mucho últimamente, aunque lo nuestro más que fútbol es un virus que nos elige y nos abduce para siempre

Gli amici di Georges (Brassens) dijo...

bueeeenooo... no sé cómo le ha ido este año al Betis, pero seguro que no ha sido PATÉTICO como el Barça!
Una cosa es no ganar, y la otra es ser ridículo y penoso.
Dicho esto, te diré que soy la única culé que se alegra tanto si el Barça gana como si pierde. Y te diré también la razón: Si gana, mi marido no viene a cenar porque lo celebra con los amigotes. Si pierde, no cena. Así que yo, haga lo que haga el barça, esa oche no cocino!
Así que este año, encima, mi marido ha recuperado su figura juvenil... tantas noches sin cenar!