sábado, 7 de febrero de 2009

Otro bastardo antisemita que se quita la careta

Carta de Natalia Ordenes, Presidente de Infomedio, a Pedro J. Ramirez del Periódico El Mundo, de España con referencia al "escupitajo" publicado en ese periódico por Antonio Gala:

Estimado Pedro: Soy Natalia Ordenes, Presidenta de Infomedio (www.infomedio.org) y esta mañana casi me atraganto leyendo su periódico....
Ante todo, quisiera que supiera que soy lectora diaria, no sólo de El Mundo (periódico impreso), sino que navego como mínimo 2 veces al día por su excelente y renovada página Web.

Como lectora que preside una organización que se esfuerza en transmitir y fomentar información, el debate, la opinión y el análisis veraz y serio sobre la zona de Oriente Medio, siento la necesidad de trasmitirle mi preocupación por lo que vengo observando desde hace un tiempo en su periódico : con toda la gente válida e inteligente que existe en España es un desperdicio tener a corresponsales como Mónica Prieto y Javier Espinosa cubriendo la zona con su lamentable visión limitada, poco objetiva y lo peor, poco veraz de lo que realmente ocurre en la zona.

Desde mi modo de entender el periodismo, instrumento vital al igual que poderoso para ayudar a formar la opinión del ciudadano, es imprescindible que las noticias se cubran de la forma más objetiva posible, analizando todos los aspectos posibles de una situación y transmitirla en todo su contexto. Y no debe nunca publicarse la opinión de los corresponsales (como demasiadas veces ocurre) a modo de noticia, ni menos aún reflejarla en un titular, convirtiendo una noticia en una columna de opinión.....las opiniones deben quedarse para las columnas específicamente dedicadas a ello, porque el lector medio no discierne demasiado bien entre opinión, errónea o no, y noticia.

Dicho esto, llego a la razón por la que esta mañana casi me atraganto......
Estoy absolutamente indignada y espantada de la "reflexión" con la que hoy nos "deleita" el señor Gala desde su Tronera, que a este paso me gustaría casi llamar de otra manera, menos eufemista....

Titulada "Pueblo Elegido", es una aberración hecha letras en las que el Sr Gala vierte toda su judeofobia sin ya esconderla ni lo más mínimo, sintiéndose impune a toda crítica, amparado seguramente por el rápido y peligroso creciente sentimento antiisraelí/antijudío que está viéndose en Europa, y que está saliendo del armario (que no surgiendo), con el pretexto de la desastrosa situación en Gaza a manos de los terroristas de Hamás, que han secuestrado al pueblo palestino en Gaza y de cuyo sufrimiento se alimentan y cuya desesperación siembran y fomentan.

El Sr. Gala hace "gala" del peor de los sentimientos judeófobos, si pudiera existir escala alguna, utilizando todo tipo de estereotipos judeófobos que han imperado en la memoria colectiva a lo largo de la Historia, argumentado mediante toda una serie de falacias y mentiras sobre el Sionismo y la creación del Estado de Israel, su horrenda conclusión final en la que insinúa que la razón por la que el pueblo "elegido" (valga decir que la afirmación de este señor en creer que los judíos se creen superiores y elegidos por Dios es una pequeña seña de su profundo antisemitismo y de su consecuente gran ignorancia ) ha sufrido todas las persecuciones y progromes generación tras generación, es consecuencia de su forma de ser: avariciosa, vengativa, mentirosa.....

Porque el Sr Gala empieza por criticar un pensamiento, el Sionismo, el movimiento fundacional de Estado democrático israelí, para generalizar su rechazo, no sólo a toda una nación, la israelí, a la que culpa de no querer convivir con el pueblo palestino ni a llegar a la Paz, sino a todo un pueblo, el judío al que atribuye, a lo largo de la Historia, unas ganas recurrentes e incontenibles de expansión, de desprecio a otros pueblos, al que califica de avaricioso y con un imperioso afán de superioridad por sentirse "pueblo elegido" y al que pronostica un nuevo "sucumbir".......

El Sr Gala, con toda la desfachatez y soberbia posibles, invita a todo un credo, a todo un pueblo, a reflexionar del porqué de su persecución, su deseado exterminio y su expulsión para darnos implícitamente en su pregunta su grotesca respuesta : por ser, simplemente, Judío, y para terminar subrayando su respuesta con otra pregunta igual de peligrosa e infame insinuando que si siempre a sido perseguido el Judío, ¡ no es posible que todos estemos equivocados ! Algo debe tener el Judío para merecer nuestro odio, ¿no .....?

Sr Director, es absolutamente indignante que una persona pública con semejante opinión tenga el privilegio de utilizar su periódico para verter este tipo de comentarios y quedarse impune.
La apología al antisemitismo está prohibida por ley y el Sr Gala va a tener que enfrentarse a una demanda judicial por parte de todos los que amamos la verdad y el respeto a la justicia y los que perseguimos acabar con la mentira, la fobia, la discriminación y persecución de cualquier persona, minoría o pueblo, independiente de su origen, credo u orientación sexual.

Desearía que usted y su equipo hagan la reflexión de si es de su interés mantener a una persona entre sus colaboradores que no sólo no respeta la máxima de no faltarle a la verdad y a la justicia, sino que hace una flagrante apología a la judeofobia y al odio a un estado democrático, Israel.

Muchas gracias
Natalia Ordenes
Presidenta de Infomedio
Reenvía: PORISRAEL.ORG y DORI LUSTRON

Otro más. No hay mal que por bien no venga y esta ola de judeofobia y antisemitismo está sirviendo para den la cara aquellos que hasta ahora disimulaban su odio bajo la capa de "críticas al gobierno israelí". Ahora atacan abiertamente no solo a Israel sino a los judíos por el hecho de ser judíos. Están dando la cara cuando, como cobardes que son, piensan que van a favor de corriente, que les sale barato. Igual se la parten. ¡Ojalá!

2 comentarios:

Irene Adler dijo...

AMÉN
Saludos

Andrés dijo...

Lo mínimo que tiene que recibir ese nazi hijo de puta de Gala es una tremanda demanda judicial en su contra por incitación al racismo y la discriminación antisemita. A menos que España no sea un país democrático donde se prohibe la discriminación a cualquier grupo social, religioso, étnico o sexual.

No se trata de crítica a Israel, ni siquiera de una demonización de Israel. Es pura y exclusivamente odio a los judíos en general y al país de los judíos en particular.