miércoles, 5 de agosto de 2009

No fui yo pero me alegré

Informe: Avión iraní transportaba armas para Hezbolá


El periódico italiano Corriere della Sera afirmó que el accidente de aviación al norte de Teherán, que dejó 168 muertos, fue causado por la explosión de armas que iban a ser entregadas a la organización libanesa. Según el informe, las víctimas incluían miembros de la Guardia Revolucionaria

El presunto accidente de avión iraní ocurrido hace dos semanas – que dejó 168 muertos – habría sido causado por la explosión de armamento sofisticado que iba a ser entregado a Hezbolá, afirmó el sábado el periódico italiano Corriere della Sera, citando fuentes en el Oriente Medio.

Según el informe, el piloto del avión Tupolev, que estaba haciendo su camino desde Teherán a Armenia, envió una alerta de emergencia 16 minutos después del despegue. Poco después, el avión se estrelló en el noroeste de Irán.

Según las fuentes, la aeronave transportaba un gran número de armas modernas e instrumentos eléctricos.

El informe está en consonancia con testimonios que afirman que, antes del accidente, se escucharon explosiones. Según las fuentes, el avión estaba destinado a la transferencia del material desde Irán a Armenia, y desde allí a Siria a través de Turquía y, a continuación, al Líbano. Esta ruta fue elegida, de acuerdo con las fuentes, a fin de no llamar la atención.

[Ynet News: Traducción Noti-Israel]

http://noti.hebreos.net/enlinea/

¡Que les den!

3 comentarios:

Atila el Huno dijo...

Yo también!!...y más si le hubiera caído en la pelota al Ahmadin...el cara mono, vamos!!

Salud2!!

Melvin dijo...

Terroristas carajotes.

Ya más en serio, lo de Hezbolá está tomando mala pinta. Según la prensa inglesa, los terroristas han hecho acopio en los últimos tres años de más de 50.000 nuevos cohetes, mucho más sofisticados, y sus miembros han viajado con total tranquilidad a Irán y Siria a entrenarse en el manejo de esas nuevas armas. La idea de Irán parece ser usar a Hezbolá como herramienta de hostigamiento en el norte en caso de una incursión israelí para detener su proyecto nuclear.

Todo ello delante de las propias narices de la ONU y de la FINUL, cuya teórica misión era evitar el rearme de los terroristas, precisamente en cumplimiento de la resolución 1.701 de este organismo, que se ha revelado como una auténtica nulidad. Es, desde luego, patético el saber que fuerzas españolas estuvieron colaborando con el ejército libanés en la localización de supuestos espías israelíes. ¿Era la misión facilitar el rearme de Hizbolá o combatir a los terroristas? Con la red de amistades internacionales del gobierno progre que padecemos (Chávez, Evo Morales, etc.) parece más evidente lo primero.

A eso se une la implantación que poco a poco están consiguiendo en América Latina, de la mano del Gorila Rojo.

Yo también me alegro dijo...

Bravo bravo bravo!!

La justicia llega de formas inesperadas.