jueves, 26 de febrero de 2009

¡Otra b.... que rebuzna!



La número dos de Moratinos acusa a Israel de "1.500 asesinatos"
La paciencia de Israel ante los ataques, insultos y acusaciones falsas del Gobierno español podría estar agotándose. La Embajada estudia "los pasos diplomáticos a seguir" después de que la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez, haya acusado a Israel de "1.500 asesinatos" en Gaza.

Soraya Rodríguez, tras perder por goleada las elecciones municipales en Valladolid, fue nombrada secretaria de Estado de Cooperación, dependiente del Ministerio de Exteriores de Moratinos.

Este martes en un desayuno informativo de la tribuna Foro de la Nueva Sociedad, organizado por Nueva Economía Fórum acusó a Israel de "1.500 asesinatos" en Gaza, una cifra absolutamente falsa que no sustenta ninguna organización internacional, ni siquiera la ONU, nada sospechosa de tener simpatía por Israel.

En una declaración a Europa Press, la Embajada de Israel consideró "graves" estas declaraciones y precisó que el Gobierno de Jerusalén está "estudiando los pasos diplomáticos a seguir". Un portavoz diplomático explicó que la Embajada "considera grave lo expresado por Soraya Rodríguez" dado que "los elementos y datos aportados por la secretaria de Estado no se corresponde ni con la verdad ni con los hechos". "Teniendo en cuenta que se trata de una alta funcionaria (del Gobierno español) Israel está estudiando los pasos diplomáticos a seguir", concluyó el portavoz.

Durante el desayuno informativo, Rodríguez habló de la insuficiente ayuda que, a su juicio, Israel permite entrar en la Franja de Gaza tras la guerra con los terroristas Hamas, y fue ahí cuando dijo la barbaridad de los "1.500 asesinados".

La secretaria de Estado relató su visita a la Franja del pasado 16 de febrero y dijo que durante la misma pudo constatar cómo Gaza fue "duramente golpeada y bombardeada" durante la operación israelí 'Plomo Fundido' que "destruyó de forma sistemática todas las instituciones fundamentales de un país" –así se refirió a los edificios utilizados por los terroristas de Hamas para guardar armas y preparar ataques contra Israel– y "todo el sistema productivo" de Gaza. "Todo eso es lo que no está y los 1.500 muertos, hombres, mujeres y niños que en el breve espacio de un mes han sido asesinados", dijo esta subordinada de Moratinos.
http://www.libertaddigital.com

Esta tipa, que lleva toda su puñetera vida viviendo del cuento (termino sus estudios en el 87 y en el 88 ya gozaba de un carguito del PSOE) se une a la pantomima de nuestra progresía más iletrada y rancia. Cuando no sabe que decir vomita insultos contra Israel, como sus jefes. Tiene futuro y podrá segui trepando a costa nuestra. Su predecesora la Pajín ya lo hizo.


El ministerio judeófobo
Juan Carlos Girauta
Pida perdón a Israel. Y ahora que se ha animado Bermejo, aproveche para
dimitir también usted y deje de ocasionarnos problemas con el único Estado
democrático de aquella región del mundo.

De cualquier cosa hacen un ministro, así que no les cuento lo que puede pasar
con los secretarios de Estado. Toda una vida al servicio del PSOE, y una
licenciatura en Derecho que, aunque luzca en la pared más sola que la una, no
es poca cosa en el país de los presidentes bachilleres y los estadistas de
currículum en blanco. Toda una vida pegada a las siglas tiene premio, y ahí
que te lanzan, Soraya Rodríguez, al estrellato diplomático, mundial y
estratosférico: secretaria de Estado de Cooperación. De cooperación consigo
misma, de cooperación con su partido y de cooperación al linchamiento de
Israel y a la judeofobia.

Porque resulta que la número dos de Moratinos, es decir, la segunda
formalmente del ministro de Exteriores y la segunda materialmente de la nada
absoluta, posee un tacto especial y gusta de apagar los fuegos con gasolina.
Así, cuando empezaban a olvidarse las últimas canalladas, se saca de la manga
la fracasada alcaldable de Valladolid y antisemita progre "1.500 asesinatos"
de Israel en Gaza. Asesinatos, lo que se dice asesinatos, los de su partido en
la guerra sucia del felipismo, secretaria, por citar los más recientes y por
no evocar las checas ni a Calvo Sotelo. Cuando un Estado democrático, legítimo
y (al menos hasta que llegó Zapatero al poder) amigo, se enfrenta a grupos
terroristas armados o combate en una guerra, es importante averiguar algunas
cosas: primera, con qué lado del conflicto coinciden nuestros valores como
Estado (¿Con Hamás o con Israel?); segunda, cuántas son las bajas y de qué
carácter (cite la fuente ignota que le permite hablar de "1.500 asesinados" en
Gaza. ¿Quizá Hamás?); tercera: cuál es el concepto de asesinato.

Compruebe estos extremos y pida perdón a Israel. Y ahora que se ha animado
Bermejo, aproveche para dimitir también usted y deje de ocasionarnos problemas
con el único Estado democrático de aquella región del mundo. Se han visto
enseñas de su partido en manifestaciones favorables a los terroristas donde se
vejaba la bandera de Israel, donde se acusaba de genocidio a las principales
víctimas de genocidio que ha conocido la historia, donde se invertía el
sentido de la palabra Holocausto. Ha sido grave, pero eran manifestaciones
callejeras. Lo demencial, lo inverosímil es que hooligans enloquecidos accedan
a las Secretarías de Estado.

5 comentarios:

Gli amici di Georges (Brassens) dijo...

Hace unos días, en la Vanguardia había una carta al director que te reproduzco aquí y que yo puse en mi blog, traducida al italiano: seguro que te gusta:
'Estupidorio'
CHANO SÁNCHEZ-GÓMEZ | Barcelona | 19/02/2009 | Actualizada a las 09:30 | El lector Opina El pasado viernes asistí a una conferencia de Leopoldo Abadía. Entretenida, amena y divertida como todas sus intervenciones, habló de un nuevo término que, yo por lo menos, no había oído en otras exposiciones suyas. Se trata del estupidorio,convencimiento de que además del cielo y el infierno, existe el estupidorio. Es este el lugar al que acuden aquellos que no han sido buenos ni malos sino simplemente estúpidos. Se refiere a todos los que hablan sin saber lo que dicen, a los que pretenden convencernos de lo que ni ellos mismos se creen. A los que llenan los periódicos con titulares que a los dos días quedan en entredicho. Dice que el castigo en el estupidorio es obligar a los que allí se encuentran a escucharse unos a otros durante todo el día. Algunos (los menos estúpidos) llegan a pedir que les trasladen al infierno. Que haya estúpidos en el mundo no es grave y, en cualquier caso, no lo podemos evitar. Lo que sí es grave y sí podemos evitar es que estos ocupen puestos de responsabilidad. Lo que sí es grave y sí podemos evitar es que nuestro presente y futuro dependa de decisiones tomadas por estúpidos. El estupidorio del futuro deberá ser un lugar con mucho espacio. Pues los estúpidos de aquí y de hoy son muchos. Y en sus manos estamos.

Gli amici di Georges (Brassens) dijo...

Uy! Olvidaba preguntarte si sabes quién es Leopoldo Abadía... Si no le conoces, búscalo en el Google porque seguro que lo encuentras genial... Puedes buscarlo por su nombre o por "la crisis ninja", el artículo que le hizo famoso en la blogosfera.

pacobetis dijo...

la carta es genial. a él no lo conozco pero ahora mismo lo voy a buscar

Melvin dijo...

Estos individuo/as se caracterizan por una disciplina practicamente espartana hacia las consignas que proceden del aparato del partido y una formación practicamente nula. Su obediencia ciega al partido les permite llegar a puestos como estos con un curriculum prácticamente en blanco y, sin embargo, el hecho de llegar hasta allí les hace creerse grandes estadistas capaces de pontificar sobre cualquier materia.

Escuché la declaración de esta señora, una mezcla entre lo pusilánime y el sectarismo más rastrero, y era de llevarse las manos a la cabeza.

Yo a esto ya ni siquiera lo llamaría antisemitismo, sino la demostración de la pobreza intelectual y la estupidez más supina.

Andrés dijo...

Una verguenza. Parece que en España los verdaderos trabajadores que se rompen el culo trabajando toda su vida apenas pueden vivir, mientras que los imbéciles y oportunistas consiguen estar en las más altas esferas del gobierno. Israel debería tomar serias medidas en relación a sus relaciones diplomáticas con el Estado español, teniendo en cuenta las últimas ofensas que ese gobierno le ocasionó. Esto ya es el colmo.