martes, 24 de febrero de 2009

Huyendo de la Edad Media

Familia judía huye de Yemen en secreto

En todo el mundo, las comunidades judías se preocupan cada vez más por la creciente ola de antisemitismo. Para Sa’adia Ben-Israel, en el Yemen, la granada lanzada contra su familia fue la gota que desbordó el vaso.
Después de que una granada fuera arrojada contra su casa, Sa’adia Ben Israel decidió que había llegado el momento de que su familia se trasladara desde la ciudad yemenita de Raida hasta Israel.
Bajo la cobertura del secreto, un grupo de diez judíos, nueve de ellos miembros de la familia Ben Israel, dejaron su patria árabe y llegaron hasta Israel.

Cuando aterrizaron en Tel Aviv, el jueves por la tarde, Sa’adia junto a su esposa y sus siete hijos parecían abrumados por la atención con que los medios acogieron su llegada a su nuevo hogar. También les esperaban representantes de la Agencia Judía, quienes ayudaron a organizar el transporte aéreo clandestino.

Un miembro prominente de la minúscula población judía de Yemen, miembro de la secta ultra-ortodoxa antisionista “Neturei Karta”, trató de convencerlos de no hacer aliá, comenta Sa’adia. “Pero estoy muy contento de llegar aquí, yo y mi familia”.

Los niños, con edades entre un año y 12 años, se aferraban a su madre y su amable sonrisa resplandecía en medio de la conmoción. Dos de los niños, Menajem de seis años y Ioshua de ocho, estaban especialmente alegres. Ambos cantaron canciones en hebreo ante las cámaras, recitaron el alfabeto hebreo y bendijeron los dulces que recibieron.
El décimo miembro de la familia yemenita es soltero, y también proviene de la ciudad de Raida. El grupo se alojará en un centro de la Sojnut en Beer Sheva.
Los nuevos israelíes también fueron saludados por el rabino Moshé Tenamit de Rejasim, que en los últimos años ha realizado grandes esfuerzos para tratar de traer a los judíos del Yemen a Israel. Tenamit se esfuerza por mantener el secreto sobre la identidad de los inmigrantes y de los que actualmente se están planificando para el futuro.
“Están realmente en gran peligro, no hace mucho uno de ellos fue asesinado allí. Están en peligro real, y sabemos a lo que estamos enfrentados”, dijo el rabino.

La familia Ben Israel primero partió desde Raida hasta la capital, Sanaa, y desde allí a Israel, con la ayuda de la Agencia Judía y de la Federación Judía Yemenita de América.
Tzubari Esdras, primo de Ben Israel, dice que espera que la decisión de esta familia alentaría a los demás a hacer lo mismo. “Las personas que aún permanecen en Yemen, y que aún están en peligro, deben venir hasta aquí y ver un mundo completamente diferente”.

En la actualidad todavía hay 280 judíos en el Yemen. La mayoría de ellos, casi 230, residen en Raida. El resto vive en Sanaa.
[YNet News (Yael Branovsky) - Safed-Tzfat]

http://noti.hebreos.net/

1 comentario:

Andrés dijo...

De los 50.000 judíos que vivían en el Yemen, solo quedan 280. Esa comunidad tiene una historia hermosa que data desde la destrucción del Primer Templo. La mayoría de ellos hicieron Aliá en los primeros años de Israel (entre 1949 y la primera mitad de la década de 1950) durante la famosa Operación Alfombra Mágica. Pero no todos los judíos yemenitas hicieron Aliá en este período, ya que las oleadas inmigratorias de judíos yemenitas a Israel datan incluso desde la Primera Aliá (1880-1881) y en los últimos años del Yishuv (comunidad judía palestina previa a la creación del Estado) había ya una comunidad yemenita importantísima. Entre la élite laborista previa a la creación del Estado, había un chiste muy famoso que decía "no todos los yemenitas son irgunistas, pero todos los irgunistas son yemenitas" (esto hacía referencia a que su organización militar rival, el Irgún Tzvaí Leumí, estaba compuesta en un 50% por furiosos yemenitas de sangre caliente que generalmente se hacían pasar por árabes en las operaciones antibritánicas). Cuando estuve en Israel pude comprobar que incluso los "sabras" (nativos) que son hijos de yemenitas, aunque nacieron en Israel, conservan la cultura particular de sus padres... y dejenme decirles que las madres yemenitas cocinan como los dioses. Actualmente muchos israelíes tienen una bella mezcla de padres europeos y yemenitas. La famosa cantante israelí Ofra Haza era hija de yemenitas.

De los 280 judíos que quedan atrapados en el Yemen, no va a quedar ni uno porque, o bien se escaparán a Israel, o bien serán exterminados. El destino de esta comunidad será el mismo que el de la judería iraquí y de todos los países árabes que quedaron "judenrehin".